sábado, 4 de agosto de 2007

...historias con letras (II)...

No hay nada como tener que reorganizar el caos para que aparezcan joyas como esta...

¿Cómo he podido estar tanto rato sin escucharte?
Get this widget | Share | Track details


El otro día conocí a un personaje curioso.
Hablaba con J en su librería y entró ÉL, me fijé porque a parte de J y yo misma no había nadie más de manera que cuando entró no pude evitar observarle; hablaba muy bajo aunque pude escuchar que buscaba libros de una autora, la verdad es que ahora no recuerdo el nombre; llevaba la cabeza rapada y me pareció que sus brazos eran excesivamente largos pero probablemente sólo fue una mala percepción y... tampoco le di demasiadas vueltas.

No le había visto antes pero por la conversación que mantenía con J era de los habituales aunque desde luego él y yo no habíamos coincidido, ya sé que esto parece raro pero es que en la librería de J ( y M) no sólo se venden libros y cómic también se/nos regalamos con interminables discusiones...

El tipo en cuestión se puso a repasar las estanterías mientras J y yo hablábamos tranquilamente, cuando terminó su repaso se acercó a donde estábamos y le pidió a J que mirara en el ordenador cuantos títulos tenía de esa autora ( siento no recordar el nombre); debió reparar que me quedaba mirando así que se dirigió a mí para comentar que él todos los años buscaba a un autor que le llamara la atención y se leía todo lo que hubiera publicado, mientras me contaba esto J asentía con la cabeza...

Yo no dije nada así que él siguió hablando, ya con algo más de confianza se presentó me tendió la mano y me dijo: soy A y soy lector a lo que añadió que leer era un vicio; hombre le contesté tampoco es eso, me respondió que sí que él era antes muy feliz que tenía pequeños objetivos vitales como comprar un coche que después vendería para comprar otro mejor hasta que... cogió un libro, que a partir de ahí todo había cambiado que no podía pasar un día sin leer que incluso se enfadaba con alguno y que llegaba a estamparlo contra la pared ( cito textual), que en el baño se leía hasta los botes de gel ( esto me pareció de un cinismo adorable), luego mencionó que no podía con Proust... lo que me resultó curioso y me dijo que no entendía que hubiera alguien capaz de tragarse ( sigo citando) sus libros, le dije que todo era posible que hay gente para todo ( J al fondo me miraba extrañado por mi mesura) aunque... confidencia por confidencia yo le dije que no podía con el Ulises... ¡Ah! Sí, me respondió aunque... empezó a entrar gente en la librería y no acabó de decirme si éste había sido uno de los libros que había estampado contra la pared... confío que si coincidimos otro rato tendré el cinismo de preguntárselo...

28 comentarios:

Jorgewic dijo...

Querida, me has recordado a un amigo de la adolescencia, que se volvió loco con las novelas de Marcial Lafuente Estefanía (alguna mala experiencia sexual, seguramente...). Se había propuesto leerlas TODAS y el cabrito me obligaba a llevar en la cartera su listado con los titulos de las que le faltaban . Antaño en mi pueblo no había bibliotecas y los pobres cambiabamos las novelas leídas en la casamata del trapero y, aunque a mí me tiraba más Simenón, de vez en cuando le llevaba alguna de las de Marcial que encontraba. Se ponía contentísimo y me lo agradecía mucho, se conoce que lo suyo era una manía inofensiva como tantas. ¿Dónde andará el hombre ahora? ¿Habrá salido ya de esa pesadilla circular que son los autores en exclusiva..., o habrá degenerado y se dedicará a los libros de cocina y autoayuda?
Besos

Corpi dijo...

Pues a mí no sé por qué, pero hay autores que no leeré nunca. Y no es que me hayan hecho nada ni que haya leído malas críticas de sus libros, todo al contrario, son conocidísimos y todo eso, pero mira, voy a la librería cojo un libro de esos, leo la contraportada y automáticamente lo dejo en el estante, igual el prejuicio no me ha dejado poner atención a lo que leía, no sé. Entre esos libros y autores está el Ulises de Joyce. Yo me quedo con el de Homero.
Un beso.

Cobre dijo...

Anda leches, pues a mí me pasa algo parecido a lo q hace este hombre, como un libro me haya encantado, me resulte especial, miro todo lo q haya publicado el autor y lo leo y lo leo y lo leo, hasta resultar cansina. Me pasó con Saramago (q muchos consideran infumable y yo un genio) y con Baricco. Y con alguno/a más, q no pienso decir para q no poner en riesgo mi integridad física.. ;).
El tema curioso, no lo había escuchado nunca, pero nena, confiesa, si haces limpia... seguro q te encuentas algo de Modern talking!. Qué estilismo, q ritmo, q sensualidad, q arrebatadora mirada!! ;)). Lo siento, te tenía q tocar la moral antes de irme de vacaciones! ;)

Besos en los morros, nenita!

MALEFICABOVARI dijo...

Pues me ha caido bien el rapado, que quieres que te diga, lleva bastante razón, yo tb me leo lo de los botes del gel, y mientras estoy en el baño, todo lo que tenga a mano, la composición del maquillaje, la letra pequeña de la colonia... todo¡ Deformación genética, digo, será.... porque tampoco es muy sano esto...
Que no podíais con Proust... eso es porque no le habéis pillado el punto. Yo tb pensaba lo mismo, y me ha dado grandes lecciones de vida, y eso que ni pensaba en poder leerle completo, ya te digo, por lo extenso de todas sus obras...
Da muchas vueltas, pero al final, siempre te lleva dónde quiere, y te enseña algo nuevo, que tu, ni viste. Anímate¡
Bueno, aquí seguimos cn la calóooooooooo, que calorrrrrrrrrr¡¡¡¡¡¡
Bssssssssssssss

e-catarsis dijo...

Confesión por confesión debo decir que mi adolescencia estuvo marcada por dos autores uno de ellos Hemingway, la otra Auster, en el primer caso el culpable fué mi padre en el segundo caso no recuerdo como llegué hasta ella pero de ambos en cualquier caso he leído bastante y siempre con similares resultados ( buenos)
En fin...¡qué cosas!¿no? ( las de la adolescencia...digo)
;-)

Bueno Corpi la verdad es que hay autores que suelen "llamar" menos, eso es verdad y por una u otra razón y dado que la oferta es inabarcable pues...te entiendo
:))

Hija Cobre que intensa eres XDDD, haces bien en no confesar según que cosas...que hay una imagen que mantener :P...y una integridad que cuidar...;-) ( secretos inconfesables....uhhh)
¡¡¡Pues claro que tengo cositas de los Modern Talking!!!¡¡¡¡PERO BUENO Y USTED CON QUIEN SE PIENSA QUE ESTÁ HABLANDO!!!...por favor...
XDDD

A mí ni bien ni mal Male, fue una conversación a salto de mata y demasiado rápida...no tengo juicio al resècto ahora que...sin duda es un tipo curioso eso es verdad; lo de Proust lo decía él, lo de Joyce...yo (importante no confundir fobias)
Besotes Gupetona :))

maria josé dijo...

Buena música y buen texto. Encantada de conocerte!!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

hola, te convido a leer mis poesias (historias cortitas)...

El Responsable dijo...

A mí me pasa que cuando estoy leyendo un libro que me gusta, busco cualquier rato libre por mínimo que sea para abandonarme a la lectura. Incluso dejo de dormir o hacer algún que otro trabajo (y las broncas que me pega mi mujer por ello) para terminar el libro.

SalU2

Tamaruca dijo...

Yo también leo los botes de gel, ¡jajaja! Y de algunos autores colecciono incluso las columnas que escriben en algunos periódicos, leo las puertas de los baños de las estaciones, los anuncios clasificados y los prospectos de los medicamentos (acojonantes por cierto), de los pegamentos, detergentes, cosméticos... Cuando voy a un restaurante sé exáctamente lo que voy a pedir antes de sentarme en la mesa, sin embargo me gusta leerme la carta completa :S

Espero que vuelvas a encontrarte con Él -¡Cuidado, un Él en mayúsculas y con aspecto desgarbado es muy peligroso!- y nos cuente lo del Ulises...

;D

e-catarsis dijo...

Bienvenida María José y ¡¡¡gracias!!!
:)

Otra vez... ¡¡¡gracias por la invitación!!! más tarde me paso (aunque yo prefiero viajar al infinito...cuestión de gustos)
:))

el responsable...eso suele ocurrir ¿ y no te pasa que si te gusta mucho mucho el libro ralentizas el ritmo de lectura cuando quedan pocas hojas para que no se acabe?
:P
Tam jajjaja, lo de los prospectos de los medicamentos es altamente estresante la verdad ;-)
Ok estaré atenta las próximas visitas a la librería y te cuento...cuando vuelvas que ya he leido en las crónicas de sociedad :P que te vas de vacaciones al país de Núnca Jamás en busca de las prioridades perdidas...ainsss
Besotes guapa!

Vitore dijo...

Por "culpa" de la rotura de mi ordenador, he retomado el hábito de leer que entre tanto blog y tanto comentario y tanta leche, había casi olvidado... Besitos.

Ruvias Intelijentes dijo...

hadoravle. nosotras, nos avriamos enamorado locamente de hel. dinos que ademas hera guapo, anda!

Thalatta dijo...

Comprendo a ÉL :) Yo también suelo hacer lo mismo (creo que hay mucha gente). Hace unos meses (¿un año?) fue precisamente Auster (el último, lo siento, pero no me ha gustado nada). Ahora estoy con Matilde Asensi y Murakami. Además el verano es absolutamente ideal para ponerme al día con todo.
Por cirto, te dejo que me voy a leer :)
Besoss

e-catarsis dijo...

Vítore pues mira no está entonces nada mal la cosa aunque...se te echa de menos
:)

Ruvis ¡¡¡hola!!!, pues en realidad creo que no era guapo, pero vamos la próxima vez ( si la hubiere...) le pego un buen repaso y cuento detalles rollo periodismo de "investigación"
:P

Ainss querida THa si es que esto de los libros al final va a ser un invento de maligno...
Bss :))

Víbora dijo...

¡Increible! Si era verde y con escamas soy yo.

No sólo me leo todas las etiquetas de todo bote que haya en el baño, además las despego y las vuelvo a pegar por si pone algo por detrás.

Mi adolescencia debió ser muy dura porque la dediqué a la lectura obsesiva de: José Mallorquí, Jardiel Poncela, Pérez Galdós, Jose María Gironella, Ortega y Gasset y Mortadelo y Filemón.

Ahora que lo pienso... ¡si van a tener razón todos y soy raro!.

Marc dijo...

Y a mí que me da ahora por leer posts... ¿Estaré degenerando?;)
Supongo que cada momento tiene sus lecturas, y como casi todas enriquecen no suelo tener la sensación de perdida de tiempo, aunque si hay algunas que son sufridas y que he terminado por abandonar.

Como veo que no digo nada intersante y voy a seguir divagando, corto. Saldremos todos ganando;)
Besos.

elperdedor dijo...

Mi catártica amiga:

Su encuentro me recuerda a una novela de Italo Calvino que acabo de leer. Lector y lectora, seducidos mutuamente, acaban en el arroyo de la lectura compulsiva. Al final no se sabe muy bien si comieron perdices o si se fue la luz y se quedaron a mitad de página… Tenga cuidado con los lectores que se casan con un solo escritor, ¿o es que no se ha dado cuenta de que la selva literaria está llena de escritores cornudos?

Saludos… Resulta grato volver a encontrarla (me alegro de que no se haya cansado de visitar mi casa vacía)

e-catarsis dijo...

Víbora, no era verde y al menos la parte visible no parecía tener escamas...de manera que no eras tú...en fin
Lo de despegar las etiquetas de los botes es antes, después o a la vez de quitarte toda la ropa (lo siento pero esa confesión leída en un post antiguo no se me olvida...;-) )...curiosas son ciertas víboras...si
¿Sabes? yo creo que toda adolescencia que se precie debe ser al menos...complicada
Raro no...alternativo :P

¿Te preocupa degenerar Marc? :P
Leer está bien, leer lo que a uno le gusta...aún mejor, leer lo que no gusta es a veces...necesario, leer de manera compulsiva...pssss mientras no sean libros de caballería...casi que no hay problema ¿no?
Bss

Amigo perdedor, un día de estos que tenga un rato tiene que contarme de sus pérdidas...
Lectura compulsiva e inacabada ( la de sus protagonistas)...¿sabe si lector y lectora lograron acabar algún libro...antes de apagar la luz?
Es usted muy amable querido amigo pero esto es sólo un principio cuando llevemos al menos diez...
;-)

Carabiru dijo...

Iba a ponera algo, pero he leído el comentario de Tam, y podría firmarlo yo...
Así que no digo nada más!

Ah, sí! qué librería tan molona, no?

e-catarsis dijo...

Es muy "molona" Carabiru, la verdad es que sí...y la gente tremendamente interesante y...friki ¡¡¡me encanta!!!
Besotes para tí y para el ratulín ;-)

Manuel Márquez dijo...

Si llego un poco más tarde, compa-e, no llego... curioso personaje el de tu lector, aunque supongo que su actitud, pese a que parezca muy estrambótica, está bastante más extendida de lo que nos pudiéramos pensar. En mi caso, leer, no tanto, pero acumular material, en la medida en que puedo, sí que lo hago; no hay muchos autores que me generen adicción (quizá, Muñoz Molina: el otro día leía una breve reseña suya con motivo de la muerte de Bergman, y se me saltaban las lágrimas -pero de envidia, de cochina envidia: cómo escribe el tío...-).

Un abrazo.

P.S. a los cantante esos no los había oído jamás, pero me sonaban muy parecido a los Pet Shop Boys. ¿He dicho una herejía muy gorda...?

Víbora dijo...

Ya que piedes detalles te aclaro el tema:

La lectura (con despegado y repegado de etiquetas) la realizo una vez estoy completamente desnudo mientras satisafgo las necesidades fisiológicas propias de la situación.

elperdedor dijo...

Mis pérdidas ya las he dejado atrás. Si quiere que le cuente algo tendré que silbarles para que vuelvan. Vd. me dice cómo y cuándo.

La pareja de lectores que le nombré no acabaron ningún libro, pero empezaron mil y una historias. Si quiere saber más lea “Si una noche de invierno un viajero”, de Italo Calvino. Es un libro ejemplar, pero no sé si será de su gusto.

Ya sé que no hemos contado hasta diez, pero yo pensé que vd. y yo íbamos al menos por la mitad.

Un abrazo (y un beso, si me permite)

e-catarsis dijo...

Puntualizo; NO es mi lector, sólo fué un breve encuentro, curioso pero breve.
Pues la verdad es que no tengo la menor idea si Lightning Seeds y los Pet ( que a mí no me gustan demasiado esa es la verdad) suenan parecido, desde luego la voz del solista nada que ver pero vamos esta canción me gusta, la descubrí por casualidad y la tengo en un CD entre otras cosas de padres sin reconocer ;-) y como ando intentando reorganizar el caos pues de repente aparecen cosas que tenía olvidadas...entonces paro y escucho o leo o simplemente ojeo ( las fotos lo que más) y...esto no parece tener fin... en fin que no sabía yo que guardaba tanta historia
Saludos Manuel

Víbora XDDD por esta vez y sin que sirva de precente juro que no pienso imaginarme la escena...vaya tela o ausencia de ella
;-)

Si las ha dejado atrás querido amigo tal vez sea mejor no llamarlas no vaya a ser cosa que en el camino de regreso traigan consigo difuntos y fantasmas y...no le recomiendo entrar en pleitos con ninguno
Mejor hablamos como si no nos conociéramos de nada y todo estuviera por descubrir...aunque ahora que lo pienso...Vd y yo ¿no nos conocemos verdad? :)

El libro sé que acaba bien.

¿Sabe que pasa? que con Vd a veces tengo la necesidad de retroceder un poco para tomar perspectiva, cuestión de querer ver la imagen completa

Le permito Perdedor, por supuesto que sí
:)

El lenguaraz dijo...

Si exceptuamos la medida extrema del lanzamiento de libros, soy como A; llevo la cabeza rapada, y ya son muchas las mujeres qu me han dicho que, sino os brazos, tengo las manos muuuuy largas. Eso de agotar a un autor, cuando le descubro, es una de mis manías impulsivas; lo hice con Cortázar, Sócrates (este fue relativamente sencillo)Gabriel García Márquez, Juanjo Millás, Cesare Pavese, Fernando Pessoa, Roal Dahl, Quentin Crisp, León Felipe y algunos más que ahora me da pereza enumerar. Esto en cuanto a las tareas cumplidas; en cuanto a los autores en vías de completarse, están: Marisa Madieri, Mario Benedetti, Angel Crespo, Juan Luis Panero, Felipe benítez Reyes, Ángel Fernández, Pedro Salinas y Ud.

e-catarsis dijo...

Es usted muy intenso querido amigo y... un pelín adulador (si me lo permite)
:P

La lengua es un músculo que si no se entrena adecuadamente acaba por atrofiarse como...cualquier músculo...avisado queda querido
;-)

...a ver que en lo de las manos yo no me meto pero que como usted lleva como tarjeta de presentación su lengua(raz) pues que...por eso lo digo.
:)

Nuria Rico dijo...

Coincido en que en cierta manera todos nos aferramos en algun momento a un cierto autor, supongo que porque su estilo, sus historias nos llegan en ese momento. Recuerdo haber leído solo a Kundera durante un año entero, no recuerdo por eso ni haber estampado un libro ni haberme rapado la cabeza, tan solo algun moraton en la espalda tras clavarme alguna tapa dura, por quedarme dormida mientras leía..

e-catarsis dijo...

Bienvenida Nuria, supongo que son esos puntos que a todos nos dan a veces
Bss
PD Es un alivio que tu pelo siga en su sitio, aunque con este calor...apetece ¿verdad?
;-)