viernes, 16 de marzo de 2007

...una de cal y otra de arena...


Últimamente no tengo tiempo para nada, no logro acabar el día con la mesa limpia de papeles, mil notitas de colores andan pegadas por el ordenador, en la lámpara, mi mesa parece el real de la feria, mi agenda a rebosar, cosas sin hacer que pasan al otro día con el firme propósito de ser resueltas, o al menos atendidas y siempre con esa sensación del trabajo a medias, no sé pero tengo que parar un poco y revisar que hago mal, pasar faena y pasar de que se mosqueen si paso faena...que esa es otra

A veces me entran ganas de empezar a olvidar cosas, no entender ciertos documentos y...poner cara de...lo siento es que no acabo de entender que hay que hacer, porque desde luego eso funciona y sé que funciona porque soy de las que digo venga va yo lo leo y te digo por donde...error gravísimo...porque el favor que haces como en otro momento te pueden hacer a ti es confundido con...esta es tonta y además no lo sabe ( que es tonta) y francamente...

Supongo que la manera de enfrentar un trabajo depende de la manera en la que es cada uno y que si partiendo de esa premisa todo si todo el mundo hace el máximo, nadie se puede sentir molesto, pero lo cierto es que hay gente que sencillamente se aprovecha de la capacidad y buena fe del que tiene al lado y además pasan bola con una tranquilidad exasperante y lo peor de todo es que ese día idiota que tienes porque has dormido mal o te duele la cabeza o sencillamente ya el tema es tan descarado que no te puedes permitir dejarlo pasar, te rebotas y ¡oh...qué estúpida o qué mosca le habrá picado!...encima esto.

Podría no pedir las cosas por favor, podría sencillamente decir quiero esto y de esta manera...podría pero no es mi talante, siempre he pensado que es mejor que todos nos impliquemos aportemos ideas y vayamos en una dirección, sin jerarquías, no me gustan, no estoy cómoda, nadie es menos ni más que nadie, es simplemente trabajo hay que sacarlo y ya, un día yo pongo más y a otro lo pones tú...soy imbécil ¿no?, así que tengo un problema, bueno dos, uno de talante ( que a la vista está que no funciona) y otro de confianza mal entendida ( que por lo visto tampoco) y de verdad que no sé como voy a solucionarlo, estoy agotada mentalmente y así no puedo pensar, bueno al menos se lo cuento que sacarlo ya es algo...

**************************************************************************

Esta historia se la prometí a Tamaruca, y la verdad necesito contar algo muy estúpido en estos momentos.
Todo viene a cuento que un día ella escribía algo muy gracioso que le pasó con una avispa, y yo le comenté que un día le contaría lo que me sucedió con una cucaracha, bien...yo odio a estos seres, no...esto no es cierto...yo siento pánico a estos seres, tengo fobia a estos seres, si, esto se ajusta más a la realidad, no es asco es MIEDO.

Supongo que tiene que haber algún episodio en mi vida, episodio que por horrible mi memoria ha borrado del todo, porque la verdad por mucho que he intentado racionalizar la cosa no he sido capaz de recordar nada y créanme si les digo que he puesto a recordar a toda mi familia por si alguien recordaba algo, ni les cuento la coña marinera.

Bien para ponerles en antecedentes mi casa ya en primavera ¡qué digo...! antes de primavera es la factoría cucal, lástima que no salgan a bolsa...hay cajitas de esas espantosas debajo de todos los sitios y botes de spray estratégicamente situados, afortunadamente en mi casa no sé si por esto o porque manitú existe , el enfrentamiento fatal se da muy esporádicamente, pero una noche de verano, hace tiempo ya de esto, y no en esta casa, aún estudiaba, pues estudiando en mi mini habitación de mi mini piso, en mi mini butaca, y con mi mini mesa llena de millones de apuntes ( es que la habitación era tan mini que todo era de casita de muñecas), ventana abierta, verano, yo a lo mío y de repente en medio de mis apuntes se vino a posar la madre de todas las cucarachas ( un quinto piso que ya es tino), recuerdo que me quedé paralizada, para al segundo siguiente salir como alma que lleva el diablo, pegando un portazo que saqué el marco de la puerta ( es que al margen de ser mini no se distinguía el piso por sus acabados) de su sitio para lanzarme en la cama donde plácidamente dormía, alguien que yo creo que a partir de ahí se planteo muy seriamente en la conveniencia de nuestra relación...yo no sé como no lo maté de un infarto o él me mató a mí por loca...pero tuvo los santos bemoles de una vez repuesto del soponcio ir a la mini habitación sacar los apuntes porque los necesitaba y clausurar la habitación hasta que no recuerdo quien fue y la revisó de punta a rabo porque yo....no tenía la más mínima intención de entrar...

Me han pasado más cosas, todas rocambolescas por mi pequeño problemilla, pero como en la película de Billy Wilder...nadie es perfecto.
¿Saben una cosa?...me siento mucho mejor...no hay nada como contar historias muy muy tontas.
FIN

17 comentarios:

Tamaruca dijo...

Pues a mi me parece una historia preciosa 8-)

(Pero si las cicas no pican!! xD )

Y lo que comentas del trabajo es una verdad como un templo, basta que te vean dispuesta o más rápida que ZAS! Toma montaña extra. A mayor capacidad, más trabajo. Demostrado.

Pero plantéate una cosa: ¿Serías capaz de hacerte la tonta, acabar antes y perder dos horas mirando al techo? ¿Tú sabes lo largas que se hacen las horas cuando no hay nada que hacer? Yo me pongo más nerviosa en una hora muerta que en una hora hasta las orejas de papeles.


Un besico muy fuerte, que descanses mucho este finde y ¡muchas gracias! ;)

Corpi dijo...

Yo antes de llegar a que me pasara lo que a ti te pasa cambié de trabajo. Te voy a contar lo que me pasó un día. Cuando estudiaba un día iba caminando por la gran ciudad cuando detrás de una reja se veía un sótano enorme en el que habrían por lo menos 50 personas sentadas cada una detrás de una mesa y todas ellas delante de su ordenador. Estuve un buen rato mirando qué es lo que hacían y casi me da una depresión. Me dije "tío, tú estás estudiando para meterte en un sitio así". La imagen de aquel día me persiguió durante varios años, y cuando vi que efectivamente iba encaminado a un lugar así, lo mandé todo a tomar por culo y ahora veo el sol todo el día, con dos cojones.

Amor dijo...

Billy
un beso
amor

MALEFICABOVARI dijo...

Lo del trabajo nos pasa a todos los que somos honestos, nos cargan, se aprovechan de nuestra manera de ser, la explotan... si te consuela todos andamos igual, y las que van de tontas bastante tienen con defender un papel ya obsoleto y estúpido y quedar cómo tales para toda la vida. Respecto a la cucaracha, guapísima, una noche, mientras dormía, noté algo en la oreja. Me lo quité y se fué directo a las bragassssssssssssssss, aggggggggg, encendí y era una cucaracha enorme, negra, y bueno... casi vomité allí mismo... me tiré horas hasta que la encontré y la maté yo solita, sino no hay dormir en días...
Ayer en el piso de mi hermana de la latina, andaba yo maquillándome para la fiesta, cuando ví una pequeña en el suelo, fuí a pisarla y se metió entre unos listones de madera y allí quedó para siempre. Yo ya le dije a mi sister, tía, vete a otro piso ya, coño, qué asco, si nisquiera vives todavía aquí, y ya tienes mierdas de estas. Bueno, compraremos lo necesario para hacerlas frente, por mis cojones que esta no pasa un mal rato, antes la desmonto el piso y saco el nido...agggggg, dios, qué asco, coño. Te entiendo perfectamente. Ah, y tranqui con el trabajo, todos andamos igual..
bss
Male

e-catarsis dijo...

Tamaruca, yo no sé s pican o no porque...no les he dado opción al acercamiento, lo del trabajo pues la verdad es que como decía cada uno es cada uno pero es que a veces...

Corpi, mi mesa está al lado de una ventana, al fondo entre los edificios veo la copa de un árbol, gaviotas y palomas, me gusta mirar a lo lejos y descansar la mente y la vista, al menos por un instante, la verdad es que esos edificos de oficinas interiores son como ponederos de gallinas...en fin

Amor, gracias por estar atento, enmedado fue el error aunque al menos en mi lengua las faltas ortográficas en los nombres propios son un pecado venial, no obstante, gracias, el camino que lleva a la perfección es penoso

Male si yo me despierto y veo a la innombrable en donde dices que la viste...yo me quedo mirando a Cuenca de por vida...¡qué horror!

Dr. Strangelove dijo...

Lo del trabajo tiene difícil solución, sólo armarse de paciencia y buena actitud, además de mantener viva la esperanza de que vendrán tiempos mejores. Ánimo mientras tanto.

En cuanto a tu aventura veraniega con bicho, pues que no es tan tonto, esas cosas pasan y es normal. Es que la aversión a las cucas es universal.

Un besazo grande y apasionado de reencuentro.

MENS REA dijo...

Las confianzas mal entendidas ...cuántas experiencias a las que le pongo ese título. "No te preocupes. Te lo miro" No acabo de decir esa frase que ya me he arrepentido. Nuevamente caigo en la maldita TRAMPA.

P.D. Me encantó tu blog.

Saludos.

e-catarsis dijo...

Doc, lo de mal de muchos...consuela poco, pero...p'alante ¿acaso queda de otra?. Fobias universales...hummm, tengo que comentar este matiz con mi psicoanalista :P

Mens Rea, bienvenida y ¡gracias! (interesante alias), si, la verdad es que no aprendemos...

apesardemi dijo...

Ya te lo han dicho los comentaristas anteriores, tendrás que echar paciencia en el curro, porque cambiar actitudes es difícil, somos como somos para bien o para mal, al que es dado a realizar favores le cuesta mucho negarlos y los que son dados a pedirlos lo seguirán haciendo.

Del asunto bichos ¿qué quieres que te diga? me producen la misma sensación asquerosa y desagradable que a ti. Me pueden.

Besos ¿primaverales?

e-catarsis dijo...

Apesar este año el corte inglés ¡¡¡¡ha fallado!!!!, porque de primacera RIEN :P...¡me encanta!

Gracias por tu solidaridad en el trabajo y con...tú ya sabes quien :DDD

Besicos desde la ventolera que sufrimos por el sureste

Víbora dijo...

Yo he llegado a varias conclusiones:
1) el compañerismo complica la vida laboral, pues son más los aprovechados que los generosos.
2) Cuando pido un informe por favor lo tengo en cinco o seis días. Si lo pido con un grito lo tengo en una hora. ¿Qué hago?
3) Las urgencias siempre recaen sobre los que mejor trabajan y suelen tener más trabajo, haciendo que los aprovechados vivan aún mejor y los que merecerían mejor trato vivan peor.

e-catarsis dijo...

Comparto tus conclusiones Víbora y es cierto que el compañerismo mal entendido complica las relaciones, no me sale gritar, tal vez debería pero es que no me sale y las urgencias al final es verdad que las resuelven siempre los mismos..., es complicado el tema en las empresas pequeñas donde el cara a cara es habitual y no hay comunicados, no sé, la verdad donde reside ese punto de equilibrio en el que todos podamos movernos, pero gracias por tu aportación al final según parece en todos lados pasa igual

Besos :))

Víbora dijo...

Yo me he resignado a ser el malo de la película, ¿qué le vamos a hacer?

e-catarsis dijo...

Víbora
¿Hay bibliografía al respecto?

Víbora dijo...

No lo sé, pero si quieres te la voy creando.

e-catarsis dijo...

No me viene nada mal, la verdad..manual de como reconducir en positivo la mala leche generada por un entorno de resistencia pasiva...es broma...hay que bromear si no estamos perdidos...pero cualquier aportación te la agradezco :)

Joan dijo...

¡Asco de cucarachas! AGAGHAGAHGAHG