sábado, 13 de enero de 2007

...a pesar de todo, optimista...


No está el patio como para tal ejercicio, aunque me gusta pensar que lo bueno está aún por llegar ¿ingenuidad o imprudencia?, supongo que un poco de todo.
Es inevitable, al menos para mí lo es, no reflexionar de cuando en cuando sobre como me percibo a mí misma, no importa el sitio o la actividad que este realizando por que es ajeno a mí, una imagen, una música, un aroma ( el olfato es un excelente evocador de imágenes), una situación por absurda que ésta sea pone en funcionamiento un complejo mecanismo que detiene el tiempo, que te aisla, es poco tiempo, a veces a penas unos segundos pero esa secuencia de espacio te traslada a momentos pasados, historias olvidadas se vuelven a mostrar con una impertinencia irritante, no llego a entender este mecanismo, no sé como funciona la memoria, soy demasiado perezosa para buscar bibliografía que me ilustre el tema, ya saben de mi natural tedio y me molesta enormemente que alguien...aunque sea mi yo inconsciente me vuelva a recordar lo que mi yo consciente ha decidido olvidar porque nadie como yo sabe lo que me interesa y lo que no, y si no es conveniente al menos es mi...privilegio.
Sería una buena terapia enfrentarlos a los dos, encerrarlos en una habitación a que dirimieran sus pleitos, mientras yo me voy de tiendas...por ejemplo, no quiero saber nada de sus controversias, yo sólo soy un recipiente y bastante tengo con intentar conservarlo de la mejor manera.
Si no me tienen en cuenta a la hora de decidir que quiero recordar o que no...que no me busquen para mediadora.

El patio exterior tampoco está para muchas fiestas. cada mañana mientras me inyecto el café en vena ( muy efectivo...lo recomiendo), desayuno con noticias ( sin Audrey Hepburn ni George Peppard, ni diamantes claro yo sólo noticias) ...
..es un eufemismo llamarlas así, lo sé.

Bien, pues hago eso que he dicho antes...nada mejor para salir a la calle, con esa dosis de cabreo necesario para lidiar el día...encantador se lo juro. La peña está fatal, muy irritada, muy tensa, muy empecinada en recordarle al opuesto lo perverso ( el caso es que a mi esta palabra me gusta) que es, lo mal que lo hace, España ya no es España... a ¿no? y ¿qué coño es ahora?...lamentable diálogo de sordos en el que a nadie le importa nada a excepción de que su vaciedad se escuche por encima de las vaciedades de los demás, un día tal vez dedique un rato a reflexionar sobre como veo yo el tema y como, a mi parecer se podría intentar solucionar todo simplemente haciendo la cuenta...económica ya saben, el haber y el debe de toda contabilidad, se cierra esa contabilidad y... me debes...te debo...se salda y...cada cual que se ubique donde quiera.
Sencillo y todos tan amigos que cuando se acaba el amor es mejor dejarlo y pasar, si se puede a un pacto que beneficie a las partes y si no se puede ni eso pues desearle lo mejor a quien ha compartido contigo tan singulares momentos.

Me voy a la ducha...pero les dejo un regalo...


4 comentarios:

Dr. Strangelove dijo...

Tienes muchísima razón. Por cierto, gran tema y estupendo videoclip.

Un beso

e-catarsis dijo...

Gracias, a veces tengo buenos momentos

Saluetes d'esos

El Portu dijo...

Nada mejor que una buena canción para esos momentos de "muerte y destrucción". Y esta sin duda lo es.

¿De dónde me vendría a mi el convencimiento (que duró largo tiempo, no crean) de que la cantaban los Matchbox-20?

e-catarsis dijo...

...ni idea porque los Deep Blue Something son anteriores, igual han hecho los Matchobox alguna versión de los Deep...

Saluetes d'esos