martes, 6 de febrero de 2007

...no sé, no recuerdo...¿seguro que no?




Recuerdo incluso lo que no quiero. Olvidar no puedo lo que quiero.
CICERON (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.

Nunca olvido una cara pero con la suya voy a hacer una excepción.
GROUCHO MARX (1890-1977) Actor estadounidense.

Dos maneras muy distintas...o tal vez no tanto...de enfocar el mismo tema...me quedo con el adorable cinismo del Sr. Marx ( no confundir con Karl, Eleonora o Wilhelm...), que estoy segura a él le funcionaba mejor que a mí, aunque...¡Qué demonios!... yo también puedo decirlo...total...

Dicen que olvidar inevitablemente nos lleva a repetir...

Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla...aunque yo añadiría que esforzarse en mantener vivo el recuerdo no es tan buena idea después de todo.
Tal vez la cuestión esté en recordar con generosidad, tarea demasiado complicada a juzgar por lo que vemos y oímos constantemente

Olvidar los errores cometidos, o al menos mitigar la vergüenza o la ira por las cosas pasadas en mi opinión ayuda a crecer, no es tarea sencilla sobre todo si nuestras actuaciones fueron lamentables porque el jodido súper yo ya se encarga de recordarte tu actuación magistral, sinceramente yo no sé que hacer con el mío porque es un notas que da mucho la brasa.

Supongo, que al margen de generosidades personales ( tuyas y de los demás , no olvidar esto...), todo tiene que ver con lo flexible que seas en tus razonamientos, para contigo y para con los demás y con el talento que hayas sabido/podido desarrollar a partir de tu propia experiencia para este fin, también con tu seguridad personal e incluso con el miedo al ridículo, porque al final tampoco es tan importante el asunto y afortunadamente siempre podemos desandar lo andado e incluso pedir perdón...

Observaran que la música me la sé de maravilla...la letra ahí estamos...se admiten sugerencias...

Admiro a las personas que siempre encuentran el motivo que les exime de toda responsabilidad y admiro mucho más el poder que tienen sobre los demás para que estos (demás) con la consabida frase...pero si ya sabes como es... ( que me exaspera no saben hasta que punto...) absuelvan a estos/as mendas, de todas las consecuencias de sus errores...las admiro, las envidio y me cabrean...y no por este orden porque al menos a mi cualquier metedura de para me cuesta una barbaridad enmendarla y ya dije por ahí que soy una experta en esto...

Me confieso un almacén de información inútil, puedo recordar las cosas más estúpidas, desde diálogos de películas a un sin fin de cosas del todo irrelevantes, no sirven para nada, llenan mi disco duro de tal cantidad de datos que cuando quiero hacer una búsqueda de cosas realmente importantes le cuesta lo que no está escrito pero....debo decir que a mí me hacen muchísima gracia...al final hay cosas que no sólo no tienen arreglo sino que no conviene que lo tengan....

...vamos a la fotito...¿saben quien es?...¿no?...¡caray!...¿les doy una pista?...ok...espero un poco...¿aún no?...¡vaya!...¿ahora sí?...¡dichoso disco duro!...¡Ah...menos mal... ya van recordando!...bien...

...disculpen que no me levante...

4 comentarios:

Dr. Strangelove dijo...

Tener buena memoria es signo de buen funcionamiento mental. A veces es positivo y otras sería mejor olvidar. Los recovecos de la mente son tan misteriosos.

Yo me considero de buena memoria con casi todo. Menos con los nombres, las caras se me quedan pero no siempre les pongo el nombre acertado.

Marx, un genio absoluto.

Un beso

Víbora dijo...

Desde luego, Julius Henry Marx, conocido por Groucho, es el único Marx que ha dejado algo interesante y útil para la humanidad.
De la memoria, pues no la tengo ni buena ni mala, la tengo que ya es un éxito. La mía es básicamente visual, recuerdo las caras, las situaciones, la posición de un texto en un libro mucho mejor que los nombres, las fechas, los datos o el texto en sí.
Y del olvido... no recuerdo ahora qué te iba a decir.

ruvias intelijentes dijo...

nosotras tamvien semos una fuente hinagotavle de informacion vasura. pero... i lo que nos reimos!!!?

vesis superruviales

Joan dijo...

¿Cómo puede ser que me tragara durante años que el bigote de Groucho era real?

¡¡¡¡Más madera!!!!