jueves, 1 de febrero de 2007

...el sexto o como mirar un poco más alla...


No todo lo que averiguamos nos llega a través de información más o menos ortodoxa.

En ocasiones frente a personas o situaciones, sin datos objetivos y con escasa información, sentimos que sabemos más cosas, nos salta una especie de alerta interior, son mensajes que nos llegan de manera repentina. No creo que sea un rasgo de la personalidad, ni que esté escrito en el código genético de cada uno, creo más bien que es común a todos los humanos y que depende en gran parte de las experiencias vividas y de la inteligencia emocional de cada individuo.

Este sexto sentido, es a mi juicio un importante recurso poco aprovechado, no quiero yo decir con esto que sea infalible, que no lo es, pero las pistas que recibimos mediante él a menudo nos acercan a la verdad otra cosa es que esa verdad nos satisfaga, pero esta es otra cuestión.

Intuición...Presentimiento...Pálpito...Corazonada...Sexto sentido, lo podemos llamar como más nos guste, incluso últimamente seguro que han oído la frase hecha de “...me da buen rollo..” o la contraria, todo va dirigido a esos pequeños detalles que percibimos fuera del ámbito sensorial que nos proporcionan los archimegaconocidos y en ocasiones engañosos CINCO SENTIDOS.

En las relaciones humanas tiene mucho que ver con la empatía (habilidad para ponerse en el lugar del otro y sentir con él) , por alguna extraña razón hay personas con las que todo es más sencillo, nos cuesta menos entenderlas y que ellas nos entiendan y puedes buscar mil razones pero no es por ninguna de las mil o por todas o por una sola, la cuestión es que así nos lo dice nuestro...sexto sentido.

Esta percepción intima e instantánea que nos acerca a la verdad, nada tiene que ver con videncias o fenómenos paranormales o haciendo un mal chiste para..anormales, lo lamento pero soy muy muy crítica con este tipo de personas tocadas por un ser superior que de una manera tan frívola e indecente se lucran aprovechando los momentos difíciles de gente que lo está pasando mal, yo no digo que el hombre sea la medida de todo y no lo digo porque la naturaleza sin ir ni más lejos ni más cerca cuando se cabrea y últimamente la tenemos MUY cabreada, con una simple colleja nos pone hechos unos zorros, por eso sé que no somos la medida pero de esto a lo otro van un largo trecho...

Relacionado con esto pero ya en el ámbito científico está el término serendipia que relaciona el azar con el descubrimiento de algo, existen muchos casos famosos a lo largo de la historia y si como espero por fin puedo poner enlaces, tendrán sencillo informarse más si no....pues en sangoogle hay varias entradas excelentes relativas a este curioso fenómeno.

En cualquier caso este sentido más o menos desarrollado lo poseemos todos y le demos el nombre que le demos lo cierto es que muchas veces sin saber la razón gracias a él al menos si no acertamos del todo si que nos orienta en una dirección que sin ese pálpito o corazonada...no hubiéramos recorrido lo que en algunos casos...hubiera sido una auténtica catástrofe ( momento melodramático del día).

...y bueno hoy sí...mi pequeño homenaje a uno de mis directores favoritos.
M. Night Shyamalan, ilustrando como no un fotograma de El Sexto Sentido, no creo que se pueda decir mucho más de esta película y desde luego no osaré yo hacerle una crítica al uso, para eso ya hay blogs excelentes, comentarles que este drama emocional me fascina, me divierte y me acojona ( cuando la temperatura cae...la cara de este pequeño pero gran actor que es Haley Joel Osment...absolutamente aterrador) que me da igual que critiquen sus vueltas de tuerca finales que a mi me valen, que creo que lo he visto todo de este señor y me gusta, me gusta mucho y que desde luego la penúltima La joven del agua me pareció un cuento de hadas precioso, tierno, de superaciones, de incomunicación y luego de comunicación y siempre de gente normal que hace que...te reconcilies un poco con el género humano...y que creas aunque sólo sea por un momento que casi todo es...posible...

2 comentarios:

Dr. Strangelove dijo...

Esperado post!
Claro, ese sexto sentido al que tan poca atención dedicamos, pero casi es mejor así. En mi particular caso, me va mejor cuando obvio que está ahí, que me indica algo, me pone alerta o simplemente te despierta sobre alguien o algo en concreto, pero que no siempre me percato conscientemente. Siempre he notado que lo tenía muy afinado, sobre todo con las personas. Un ejemplo: cuando estoy en un sitio y entra alguien, si no es trigo limpio (o de buen rollo) me percato en seguida. Algo me hace verlo y sentir esa sensación que me quiere poner alerta, o simplemente alejarme. Me ocurre con personas que ni siquiera he visto en mi vida, y por experiencia, me ha funcionado, ya que luego he comprobado que esa cierta antipatía era acertda.

En cuanto a Shyamalan, qué decir. Esta película le salió magistral, el resto sin llegar al mismo nivel tienen algo especial, momentos excelentes y la joven del agua es un auténtico cuento para adultos (receptivos).

Un beso grande.

e-catarsis dijo...

Madrugadores somos ¡caray que maldición!...otro día le cuento algo del déjà vu ( no de la peli que por cierto vaya un sonoro quiero y no puedo...), por aquello que me cuenta de las sensaciones que le provocan gentes que jamás ha visto...

Una pequeña confesión...en principo el post no era así pero...he pensado que de momento es mejor que todo siga así de fuera a dentro, con pequeños cambios de dirección...no sé si me explico...creo que no...bueno es igual.

Saluetes receptivos d'esos