domingo, 4 de febrero de 2007

Saldando (..me) deudas I




Bueno o malo...

No importa, se dijo...Al final la memoria hace su trabajo, bueno o malo, mezcla y adorna...



<<Te juzgas muy severamente...
- ¡Qué sabrás tú!

No me hace falta, lo veo.
- ¡Déjame en paz!

Contigo siempre es igual, no sé ni porqué me molesto...
- No me quieras ver la cara de ingenua...lo haces por ti

Eres cruel
- Aprendo rápido...>>


...hasta ese punto de no saber con exactitud.
Tampoco fue tan malo ni tan bueno, se dice ahora...

... sólo el comienzo del fin...

5 comentarios:

Tamaruca dijo...

A mi me cuesta distinguir a veces entre bueno o malo.

Sin embargo siempre tengo muy claro cuando estoy a gusto conmigo misma y cuando no.


Un besico ;)

e-catarsis dijo...

Bienvenida!

Si, es más fácil distinguir esto segundo...

Saluetes

Dr. Strangelove dijo...

Esta dicotomía da mucho juego. Y a veces es cierto que la memoria mezcla ambos polos y nos queda un recuerdo que creemos tan real... y es en realidad una composición absolutamente personal.

Tan evocador post, supongo necesitará de segundas partes como se anuncia, las deudas siempre requieren más capítulos.

Un beso de lunes.

apesardemi dijo...

Las contradicciones forman parte de nosotr@s mism@s, nos mortifican y nos enseñan. ¿Bueno o malo? muchas veces depende de las circunstancias, de las condiciones.

Besos.

grampus dijo...

La memoria hace siempre su trabajo, que suele consistir en olvidarlo casi todo.