viernes, 16 de febrero de 2007

Tiempos modernos


Últimamente reconozco que llevo más trabajo del que puedo debe ser por esto que cada vez me cuesta mantener durante más tiempo la concentración en un tema y supongo que debe ser por esto mismo que mis momentos de dispersión son más frecuentes, imagino que mi cerebro por la cuenta que le trae se desconecta a voluntad, la suya, que no la mía, por tomarse el descanso que yo no le doy, no sé si a ustedes les resultará sencillo desconectar de los temas, pero a mi me resulta una tarea difícil.

Debe ser por esto que cuando acabo la jornada yo no duermo, literalmente me muero...caigo en un sopor inconsciente que ya me puede venir a cantar el orfeón donostiarra que a mí me da igual, esto si lo pienso es un problema porque imaginemos...una banda de trata de blancas o similar se cuela en mi casa, tengo una ventana que no cierra bien, creo que nunca ha cerrado bien, así que por ahí podría ser...pues entran y para cuando yo vuelvo en mi, puedo estar en un harem de cualquier país de estos con poco sentido del humor.

Tal vez debería amarrarme a la cama o poner un dispositivo de láser por toda la casa, de esos que tienen en los museos o las cámaras acorazadas de los bancos, los grandes no la minisucursal esa que todos tenemos al lado de casa que hay que ver que proliferan como setas, tiene su lógica porque tal y como está el metro cuadrado de suelo, sólo a un usurero le puede alquilar o comprar un usurero mayor..Así es la vida.

Ya sé que me van a decir pues que suerte tienes, porque yo duermo mal, o duermo poco o me desvela hasta el más insignificante ruido...pues ¡No!, de suerte nada, si estuvieran tan molidos como yo seguro que dormirían bien salvo que...tuvieran mala conciencia, con esto no se puede, ese plomo que es nuestro personal Pepito Grillo ( de la mala conciencia colectiva no pienso hablar...por el momento) cuando se pone en su papel acaba por desvelar hasta a un enfermo que sufra de narcolepsia, lo malo es que es tan pequeño y escurridizo que no hay posibilidad de tenderle una emboscada y "suicidarlo" ( este tipo de delito tiene todos los eximentes, al fin y al cabo se ha suicidado y me parece de muy mal gusto ahondar en detalles, además es siempre en legítima defensa)

Bromas aparte lo cierto es que llevo, llevamos una vida con un nivel de exigencia laboral ciertamente insalubre, que hay otras maneras de plantearse la vida, pues si pero...no están al alcance, lo que manda...manda y es absurdo hacerse pajas mentales...aunque lo que no debemos negarnos en ningún caso es ponerle la dosis de sentido del humor necesaria...ergo...jodidos pero contentos.

En la foto uno de mis directores / actores preferidos, la película Tiempos Modernos...una obra maestra, con la que disfruto y me río cada vez que la veo, muy divertido el afán de este tipo por formar parte del sistema capitalista lo que al final le destroza los nervios, hilarante la escena de la cadena de montaje...deliciosa...siempre Chaplin

4 comentarios:

Dr. Strangelove dijo...

Precisamente la otra noche, mientras me vencía un sueño profundo similar al suyo, pensaba si por un momento abandonara este ritmo de vida estresante, absorbente y me escapara a la India, o una isla polinesia. Pero concluí que al final echaría de menos algo de actividad. Supongo que es aunque no queramos nos convertimos en autómatas con alma.

Qué puedo decir del gran Chaplin. En Tiempos Modernos se refleja perfectamente el sistema que hoy sigue imperando, cambiando el escenario.

Besos múltiples (y relajados) para soportar el viernes.

Tamaruca dijo...

Qué me vas a contar, si yo ahora estoy de baja y no me hallo, con tantas horas tumbada mirando al techo me voy a volver loca :'(

Por cierto, banda de trata de ¿blancas? Aiss... si es que calro, con esa manía que tienes de amordazar y torturar a tus parejos, claaaaaaro, ya me cuadra todo ;D

¡Un besico de valeriana!

Víbora dijo...

Tiempos Modernos, y en especial la parte de la fábrica, es mucho más que una comedia o una crítica social.
Durante la carrera hice un trabajo sobre la película desde el punto de vista económico y la perfecta visión que hace de las críticas al sistema Taylorista de la organización del trabajo (lo que se llama cadena de montaje).

Jo, que tocho de comentario.

e-catarsis dijo...

Doc, eso de autómatas con alma suena aterrador, aunque no sé bien que cosa es el alma, el espiritu si que me queda más claro lo que es ;-)

Tamaruca, espero que aunque te aburras mucho estes recuperándote bien, tómatelo como un kit kat ;-), ¡juas! no creas que ando haciendo barbaridades de ese tipo...a veces me dan ideas...pero nada más :)))

Víbora, sin duda un gran tocho, aunque a juzgar por él, parece que te salió un buen trabajo, te pondrían buena nota ¿no? ;-)